Señales y Síntomas de Consumo de Drogas

Hay muchas señales, tanto físicas como de conducta, que indican el consumo de drogas. Cada droga tiene sus propias manifestaciones particulares, pero hay algunos indicios generales de que una persona está consumiendo drogas:

  • Cambio repentino de comportamiento
  • Cambios de humor; irritable y gruñón y luego, de repente feliz y radiante.
  • Separarse de los miembros de la familia
  • Despreocupación sobre el cuidado personal
  • Pérdida de interés en pasatiempos, deportes y otras actividades favoritas
  • Patrón de sueño cambiado; despierto de noche y durmiendo durante el día
  • Ojos rojos o vidriosos
  • Sorber o moqueo nasal

Los siguientes son efectos relacionados con drogas frecuentemente usadas y los señales y síntomas del consumo de drogas específicas:

Efectos de la Metanfetamina

“Conectado”: insomnio durante días y semanas enteras, pérdida total del apetito, pérdida de peso exagerada, pupilas dilatadas, excitación, parlanchín, sentido iluso de poder, paranoia, depresión, pérdida de control, nerviosismo, sudoración inusual, temblores, ansiedad, alucinaciones, agresión, violencia, mareo, cambios de humor, visión borrosa, confusión mental e inquietud.

Efectos del Éxtasis

Cambios en el estímulo físico y mental, percepción alterada del sonido, la luz y el tacto. Estimulación de energía física en relación a la disminución del apetito e incremento de la temperatura corporal. Incremento de la respuesta emocional y las reacciones sensoriales. Dientes que rechinan, músculos acalambrados, nauseas, escalofríos y sudoración. El cuerpo puede calentarse en exceso, lo que puede provocar muertes.

Efectos de la Cocaína

Disminución del razonamiento, confundido, ansioso, deprimido, mal humor, ataques de pánico, recelo, pupilas dilatadas, insomnio, pérdida de apetito, disminución del deseo sexual, desasosiego, irritabilidad, muy parlanchín, picores en la piel, alucinaciones y paranoia.

Efectos del LSD (Ácido)

Pupilas dilatadas, decoloración de la piel, pérdida de coordinación, falsa sensación de poder, euforia, distorsión del tiempo y el espacio, alucinaciones, confusión, paranoia, nauseas, vómitos, pérdida de control, ansiedad, pánico, impotencia y comportamiento auto destructivo.

Efectos del Polvo de Ángel

Comportamiento algunas veces extraño o violento (con frecuencia ha ocurrido el suicidio), paranoia, aterrorizado, ansiedad, agresión, comportamiento introvertido, piel enrojecida, sudoración, mareos, entumecimiento completo y percepciones disminuidas.

Efectos de los Inhalantes

Euforia a corto plazo, risa nerviosa, estupidez, mareos seguidos por dolores de cabeza y desmayos o inconsciencia. Uso a largo plazo: Pérdida de la memoria, inestabilidad emocional, disminución de la capacidad de razonamiento, hablar con dificultad, torpe, paso tambaleante, mirada errática, temblores, pérdida de la audición, pérdida del sentido del olfato y etapas de atrofia cerebral en aumento. A veces estos graves efectos a largo plazo son reversibles con la desintoxicación del cuerpo y la terapia de nutrición, otras veces el daño cerebral es irreversible o sólo parcialmente reversible.

Efectos de la Heroína

Euforia químicamente impuesta, un estado parecido al sueño en el que la persona puede caer por minutos u horas enteras. Para los que la han consumido durante mucho tiempo, la heroína puede actuar como un estimulante, y ellos pueden llevar a cabo una rutina diaria normal. Otros pueden encontrarse a sí mismos completamente incapaces de hacer cualquier cosa.

Efectos de la Marihuana

Comer compulsivamente, ojos rojos y dormilones como inyectados de sangre, boca seca, risa excesiva e incontrolable, olvido, pérdida de memoria a corto plazo, letargo intenso, habilidades motoras retardadas, paranoia ocasional, alucinaciones, pereza, falta de motivación, estupidez, olor empalagoso en el cuerpo, cabellos y ropas, y fuertes cambios de humor y comportamiento cuando la persona está “en un viaje”.

Depresores (Tranquilizantes y Barbitúricos)

Inhibición disminuida, coordinación motora lenta, letargo, relajación muscular, paso tambaleante, mal discernimiento, reflejos lentos o indecisos, desorientación y dificultad para hablar.


Para obtener ayuda adicional para determinar si alguien está abusando de las drogas, contacta al consejero de rehabilitación de drogas de Narconon en un centro cerca de ti. Pueden ayudarte.

 ®
Libérate de las Drogas. Para Siempre.